Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

El esquivo caimán de la madrileña iglesia de San Ginés

Imagen
Ya hace mucho que no tratamos un tema clásico de este blog de viajes como es el de los cocodrilos. Pues bien, puestos a darle vueltas a la cosa, busquemos el más difícil todavía intentando hallar uno en pleno Madrid.
Ésa era la misión que me propuse en una de las visitas que hice a la capital hace unos años. Los cocodrilos disecados como ornamento decorativo no son una novedad en España, aunque pudiera parecer lo contrario. Aquí mismo, sin ir más lejos, mencioné uno que se encuentra expuesto al público en la Catedral de Sevilla, colgado de una de las bóvedas que rodean el Patio de los Naranjos.
¿Es normal tener un cocodrilo en una iglesia? Pues sí, por lo visto, ya que, entre otras (Sonsoles, Mallorca, Berlanga de Duero, Viso del Marqués, Córdoba...) la madrileña de San Ginés también tenía el suyo. En realidad el templo, situado en el número 13 de la céntrica calle Arenal, no es famoso sólo por eso. Construido en 1645 sobre otro del siglo XII que se vino a bajo por culpa del terreno …

La Mota del Marqués

Imagen
Antes de que las aerolíneas de bajo coste se difundieran por los aeropuertos españoles, antes de que la alta velocidad sustituyera las líneas ferroviarias tradicionales, un asturiano que quisiera viajar a Madrid tenía pocas opciones.
Podía usar su propio automóvil, si lo tenía, y conducir durante casi cinco horas pagando peajes y peajes o, echando más tiempo, cruzando la cordillera Cantábrica por el legendario Puerto de Pajares, que era gratis pero se tardaba más y existía el riesgo de quemar el motor (un mecánico me contó que, hace años, él lo había subido marcha atrás con su 600 porque así tenía más potencia). En realidad no sé por qué escribo en pasado cuando la mayor parte de todo esto no ha cambiado mucho (salvo que los motores actuales son mejores).
El viajero asturiano también podía subirse a un tren y aguantar el traqueteo durante horas y horas, con mil y una paradas durante el trayecto que le hacían perder una jornada entera. El Alvia ha reducido el tiempo, y más que lo hará…

Un carillón frente al Palace

Imagen
Todavía colea el falso vídeo sobre el 23-F, titulado Operación Palace en referencia al establecimiento que se alza ante el Congreso de los Diputados y donde, según el corto, se habría filmado la mascarada. Aunque ésta es pura ficción, en realidad, el Hotel Palace sí que fue el lugar elegido como base de operaciones para policía, militares, periodistas, subsecretarios  y todos aquellos que tuvieron que seguir de cerca el intento de golpe de estado de 1981, dada su vecindad respecto al lugar de los hechos. 
El hotel tiene una cara más amable, aparte de la que ofrezcan sus exquisitos servicios para aquellos que puedan o quieran pagarlos. Y no me refiero sólo a su historia anterior, que no sé si conocen: fundado a iniciativa de Alfonso XIII, que quería que Madrid contara con un buen sitio para alojar a las personalidades que visitaban España, fue inaugurado en 1912 incorporando algunas de las últimas modernidades, como teléfono e inodoros en las habitaciones (hasta entonces lo normal era…

La calle Susona de Sevilla

Imagen
Durante la visita turística a una ciudad, lo típico es entrar en todos aquellos lugares de mayor atractivo, ésos que siempre vienen en las guías y suelen consistir en museos, iglesias, palacios y parques. Pero cuando el sitio elegido para las vacaciones es Sevilla, el plan debería tener horizontes más amplios e incluir el mero disfrute del paseo por sus calles. Y si casi todo el casco urbano de la capital andaluza es digno de recorrerse, más aún el barrio de Santa Cruz, con su laberinto de callejuelas, de paredes blancas con hornacinas para vírgenes, de faroles de retorcido hierro forjado, de tabernas con aroma a manzanilla, de pavimento puesto al servicio del peatón.
No voy a reseñar aquí todo lo que se puede encontrar en esa zona, pero sí llamar la atención sobre un detalle que quizá a muchos les pueda pasar desapercibido. Porque un paseo por Sevilla implica ir con los cinco sentidos alerta para no perder detalle.
Al pasar ante el número diez de la calle Susona, entre la plaza de D…

Grandezas y rarezas de Arucas

Imagen
Es una interesante experiencia alquilar un coche e ir visitando las diversas localidades de Gran Canaria por carretera. Muchas no tienen nada de especial pero de vez en cuando te topas con alguna que desconcierta, como es el caso de Arucas
Originariamente fue un asentamiento indígena (de los arehucas, de ahí el nombre), si bien no se conserva nada de esa época al haber sido destruido en 1478, lamentablemente. De hecho, la parte histórica es de finales del siglo XIX y sólo es anterior la ermita de San Pedro (del XVIII, tampoco hay que ir mucho más atrás).
Aunque tiene categoría de ciudad lo es sólo por concesión de la reina regente María Cristina en 1894, ya que apenas sobrepasa los treinta y cinco  mil habitantes, así que tampoco esperen grandes avenidas ni rascacielos, más allá de un jardín botánico o la fábrica del ron homónimo, la más grande de Canarias. 
Y, a propósito, ahí entramos en materia. En Arucas sí que hay un par de cosas destacan por un tamaño y una espectacularidad …