Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

La Inmaculada de Soult

Imagen
Retomemos la figura del mariscal Soult para explicar su relación con Andalucía en general y Sevilla en particular.
Estamos en una España invadida por las tropas francesas, donde el 2 de mayo ha sido ahogado en sangre y la derrota de Bailén un accidente para Napoleón que no se volverá a repetir en lo que queda de guerra. Zaragoza acaba de caer en manos del mariscal Lannes quien, amparándose en el Real Decreto de 20 de diciembre de 1809 que autorizaba la expropiación del arte nacional, saquea la Basílica del Pilar haciendo oídos sordos a las protestas de su propio colega de armas, Junot. Acaba de abrirse la veda.
En el sur es Soult quien manda con poderes casi de virrey. Y Soult es un gran aficionado al arte, tanto que no ha tenido reparos en quedarse con numerosas piezas durante las campañas europeas de Napoleón -Austria, Italia, Alemania- que va guardando en su castillo de Soultberg. Pero aquello no era nada comparado con lo que se encuentra en España. Establecido en el Palacio Arzobisp…

El mariscal Soult y su particular amor por Sevilla

Imagen
Cualquiera que haga una visita turística por Sevilla se encontrará, con sorpresa, que uno de los personajes históricos más estrechamente vinculados a la ciudad era francés.
Nicolás Jean de Dieu Soult fue uno de los más afamados y eficaces mariscales de Napoleón. No pudo participar en las victorias de Marengo y Friedland pero sí en Jena y, sobre todo, Austerlitz (1805), donde fue responsable del triunfo y el propio Emperador (que al comienzo se limitó a decirle "Haga lo de siempre") le premió con el título de duque de Dalmacia (aunque a él le hubiera hecho más ilusión llevar el nombre de la batalla pero Napoleón no quería compartir la gloria con nadie).
Soult era un tipo contradictorio, algo que dejó claro ya en su juventud cuando estuvo a punto de abandonar el ejército para dedicarse a su otra afición, ser panadero. Brusco pero frío, soberbio pero educado; buen administrador, gran estratega... y mediocre táctico, a decir de su gran adversario en España, Wellington: "Es qu…

La novia cadáver

Imagen
Una de las cosas más llamativas que puedes encontrar en el monasterio de Alcobaça, Portugal, es el mausoleo real. Contiene los restos del rey Pedro y su esposa Inés de Castro. Hasta ahí todo normal: antes del siglo XIX la gente -y más la gente de sangre azul- se enterraba en las iglesias. Pero cuando vas a hacerle la foto de rigor al monumento te encuentras con un serio problema de encuadre. Resulta que los dos sepulcros están colocados frente a frente en lugar de la disposición habitual uno junto a otro, haciendo imposible retratarlos en una sola imagen. ¿A qué se debe esa ubicación?
Para explicarlo vamos a retroceder en el tiempo hasta el siglo XIV. Corría el año 1341 cuando llegaba a Lisboa, a la corte de Alfonso IV, un séquito castellano con la prometida del heredero de la Corona lusa, Pedro. Se llamaba Constanza Manuel pero en esta historia no tiene mayor trascendencia, salvo por la anécdota de que era hija del infante don Juan Manuel, el célebre autor de aquel Conde Lucanor que n…