Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Tour virtual por la Capilla Sixtina

Imagen
En el último tercio del siglo XV la Capilla Magna de Roma, un aula fortificada de tiempos medievales donde se reunía la corte papal, estaba en estado ruinoso, por lo que el papa Sixto IV ordenó al arquitecto Baccio Pontelli la construcción de un edificio que la sustituyera. Pontelli se puso manos a la obra en 1475 y, conservando parte de la estructura originales, aplicó al nuevo aula las medidas del legendario Templo de Salomón de Jerusalén (del que, por cierto, hoy sólo queda el Muro de las Lamentaciones ). Terminó su trabajo en 1483 y se contrató a algunos de los mejores pintores de la época para decorar las paredes: Botticelli, Ghuirlandaio, Perugino, Rosselli, Signorelli, Pinturicchio y, más tarde, Rafael. El techo imitaba un cielo azul con estrellas, obra de Pier Matteo d'Amelia.
En 1508 el nuevo pontífice, Julio II, sobrino de Sixto, contrató a Miguel Ángel sustituir los frescos de d'Amelia. El artista florentino, pese a sus reticencias iniciales -se consideraba más bien …

Muertos y enterrados

Imagen
¿Está Harry Potter muerto y enterrado? ¿Se halla su tumba en Israel en vez de en Hogwarts ¿Falleció en 1939? ¿Fue en una acción de guerra y no a manos de Lord Voldemort?
La respuesta a todas estas preguntas es sí. Sólo que no se trata del joven mago de gafas y varita mágica sino de un soldado británico, natural de Worcestershire, caído en una emboscada en Hebrón cuando lo que hoy es Israel aún no existía y los árabes luchaban contra sus antiguos aliados por la descolonización. Tenía 19 años de edad, así que en eso sí se parecía al personaje de J. K. Rowling. Fue inhumado en el cementerio británico de Ramla, donde ahora se ha convertido en la principal atracción turística de los alrededores: todos van a hacerse fotos ante la lápida de Harry Potter.
Lo cual me recuerda algo parecido aquí, en España. Concretamente en Yuste, el monasterio cacereño donde abdicó y terminó sus días el todopoderoso emperador Carlos V. A la salida de este lugar histórico se puede uno acercar hasta un pequeño cam…

El Genocidio de Ruanda 16 años después

Imagen
Con este post termino la serie dedicada al Genocidio de Ruanda
Cuando el Frente Patriótico Ruandés conquistó Kigali se produjo una llamativa peregrinación en dos direcciones. Mientras cerca de 750.000 exiliados tutsis volvían a su país desde Uganda, un millón de hutus se marchaba al vecino Zaire por temor a las represalias. Era la tercera parte de la población y se instaló en campos de refugiados de zonas fronterizas bajo control de las milicias Interahamwe, que eran las que recopilaban la ayuda de la Cruz Roja y prohibían a nadie regresar bajo amenaza de muerte, continuando así su politica de sumergir a los suyos en la corresponsabilidad de lo ocurrido. 
Como el nuevo gobierno ruandés, en el que se integraron hutus moderados, no podía permitirse una situación así, exigió el desmantelamiento de los campos bajo control internacional. No se hizo, claro, por lo que fue el FPR el que lo llevó a cabo en 1995. Durante el proceso ocurrió lo que cabía esperar: no todos los tutsis estaban disp…

Vendiendo coles

Imagen
(Continuación del post anterior) Pero, entretanto, los exiliados tutsis en Uganda no se habían quedado de brazos cruzados. Muchos de ellos, con experiencia militar tras haberse enrolado en el ejército ugandés, formaron el FPR (Frente Patriótico Ruandés) y, liderados por Paul Kagamè, comenzaron a hacer incursiones desde la frontera en 1990.  El Poder Hutu lo consideró la excusa perfecta para dar el pistoletazo de salida al genocidio; así lo demandaba el periódico Kangura en titulares, aunque de momento las matanzas fueron  moderadas: 300.000 tutsis murieron en Kibilira. Ruanda se vio envuelta en una guerra civil sin que el resultado pareciera poder decantarse por ningún bando.  Y eso que Miterrand envió a sus paracaidistas ¡a defender al gobierno hutu! Las naciones del entorno intentaron mediar y en 1993 consiguieron un alto el fuego mientras los líderes se entrevistaban para negociar un tratado de paz. Es lo que se llamó Acuerdo de Arusha -porque se desarrollaba en esta ciudad de Tan…

El horror, el horror...

Imagen
La Historia se repite una vez y otra sin que sirvan para nada ejemplos anteriores. Hace unos días se volvía a denunciar un genocidio y, aunque al final parece que no lo fue, podía haberlo sido mientras la comunidad internacional se comportaba como siempre: mirando para otro lado. Recabando informes independientes, como dijo la ministra señorita.
Este verano visité el Memorial por las Víctimas del Genocidio de 1994 de Kigali, capital de Ruanda. Está levantado junto a las fosas comunes encontradas en una de esas mil colinas que apodan al país. A algunos turistas les impresionan las docenas de cráneos perforados por balas o machetes que se exhiben en cristaleras mientras a otros les emocionan los centenares de fotos de los difuntos donadas por sus familiares; hay quien se espanta con los vídeos sacados de telediarios mostrando a algún bestia en plena faena de matar al vecino o bien  con las mutilaciones a que se sometió a los tutsis, obligándoles a elegir qué mano o brazo les cortarían …