Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

El Avión

Imagen
No es raro que los viejos aviones y barcos se reaprovechen para instalar en ellos restaurantes o, al menos, colocarlos a la entrada como reclamo. En España el caso más conocido es del hostelero que compró el Azor (recordemos, el yate desde donde Franco pescaba) y lo llevó a la provincia de Burgos para convertirlo en hotel, aunque al final no pudo y allí quedó, pudriéndose.
Pero este Fairchild C-123 modelo 1954 de la foto tiene una historia digna de película. Hay que remontarse a los años ochenta, cuando aún gobernaba Reagan en EEUU y saltó el caso Irán-Contra, chanchullo dirigido por el coronel Oliver North (el que ganó el Oscar al guión "menos creíble" y a la interpretación "más deleznable" según una genial parodia de aquellos Spitting Images, versionados aquí cutremente en las Noticias del guiñol) en el que se vendían armas a Irán para sacar fondos con los que financiar a la Contra nicaragüense. Con el dinero, en efecto, compraron dos aviones gemelos, uno de ello…

Djeem el Fna o el calvario de Marrakech

Imagen
Tiene montones de acepciones: Yama el Fna, Jamaa el Fna, Yeem el Fna, Jemaa el Fna... Que cada uno elija el que quiera porque los nombres en Marruecos -y en los países árabes en general- son así; como díría el coronel Kilgore, "me suenan a camelo". Peores serían sus significados, todos referentes al lugar para las ejecuciones que era antaño, con muestrario de cabezas cortadas incluído.

En fin, la plaza Djeem el Fna de Marrakech es probablemente una de las más famosas, concurridas y ruidosas del mundo. Hasta hace poco conservaba su estado primitivo, sin asfaltar, pero la llegada masiva del turismo a la ciudad ha obligado a hacerle un lavado de cara. Sin embargo sigue conservando el laberíntico zoco, donde todos los vendedores parecen hablar español y los niños te guían en busca de la salida si te pierdes... y si no también porque esperan a cambio que se les pague, aunque sus servicios no hayan sido requeridos (por cierto, que nadie se esfuerce en ofrecerles un bolígrafo por e…

De Sinterklaas a Sint

Imagen
Cada año, el segundo fin de semana de noviembre, Sinterklaas coge su barco y zarpa de la remota tierra donde vive, España, para viajar hasta Holanda. La nave arriba al puerto de Amsterdam, por cuyos canales se celebra una multitudinaria procesión fluvial en la que al público infantil que abarrota las riberas se le arrojan galletitas de canela (). Luego, la comitiva desembarca y continúa su baño de multitudes en una cabalgata que se va a prolongar a lo largo del mes por hospitales, escuelas, orfanatos y demás. Así hasta la noche del 5 de diciembre, cuando Sint, que es como se le conoce popularmente, sale en su caballo volador a repartir los regalos a los niños acompañado de unos pajes de piel negra llamados Zwarte Piet

Inenarrable. España equivale aquí al Oriente de los Reyes Magos, quizá porque los holandeses la ven exótica, aunque no todo es Canarias o Benidorm. Lo del barco es más gracioso todavía porque se supone que  el entrañable Sinterklaas zarpa desde Madrid, con lo que habrá…

El rapero de Uganda

Imagen
"Me dio un cuchillo que le entregué a los cultivadores de mijo, que me dieron mijo, que le di a una gallina, que me dio un huevo, que le di a los niños, que me dieron un mono, que le di al rey, que me dio una vaca, que usé para casarme con mi mujer..."
(You want another rap, DJ Sevo)
Por si alguien no lo sabe, el intérprete de esta canción, el tal DJ Sevo, es el mismísimo presidente de Uganda, Yoweri Museveni. No se sonrojaría aunque pudiera porque carece de complejos. Es el mismo que abolió el límite de mandatos a los que se puede presentar, que afirma dormir abrazado a un fusil y que persigue implacablemente a los homosexuales como método para combatir el SIDA. Y además lo de cantar no es una idea original: Andry Rajoelina, presidente de Madagascar, la tuvo antes.
África no tiene suerte con sus mandamases. Basta un vistazo por encima y uno no sabe si echar a correr, ponerse a vomitar o simplemente partirse de risa cuando ve la recua de impresentables que hay subidos al poder…

Los fantasmas de Père-Lachaise

Imagen
Este fantasma saliendo de su panteón para dar una vuelta está en uno de mis lugares favoritos de París: el cementerio de Père-Lachaise; un lugar que supera su condición de necrópolis para convertirse en auténtico destino turístico y para cuya visita es necesario llevar un plano (se dan a la entrada) o consultar antes el recorrido virtual de su página web. En dichos planos figuran las tumbas de cientos de personajes famosos, tantas que casi no hay tiempo material para verlas todas. En ese sentido Pére-Lachaise está en desventaja respecto a los camposantos de Montmartre y Montparnasse, que también reciben numerosas visitas pero son más pequeños. En cambio, este resulta mucho más bonito porque es el tercer parque de la ciudad tras Boulogne y Vicennes -por tamaño y arbolado- y uno puede pasear entre sus sepulcros sin estar agobiado por grandes bloques de edificios alrededor; tiene noventa y tres hectáreas.
El cementerio se inauguró en 1804 con diseño de Théodore Bronniart y Etienne-Hippoli…