Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Un día en Uyuni: el cementerio de ferrocarriles de Pulacayo

Imagen
Éramos siete sufridos blogueros españoles de visita en Bolivia, por cortesía de sus autoridades, para participar en un congreso turístico. Terminadas las dos jornadas de trabajo, llegaba el momento de conocer algunos sitios interesantes del país y, para ello, nada mejor que sumar un madrugón inmisericorde al soroche (mal de altura) y al jet lag tamaño king size que aún arrastrábamos tras el maratoniano viaje desde España. Así que hubo que hacer caso al estridente e impío despertador que, a horas intempestivas, atronó en la madrugada para el traslado desde el centro de La Paz a El Alto, donde se halla el aeropuerto. Allí tomaríamos un pequeño avión con destino a Uyuni.

El trayecto aéreo duró una hora y tomamos tierra en el minúsculo aeródromo de esa localidad, siendo recibidos por el frío intenso propio de esas alturas y del horario mismo. Un par de coches nos llevaron al centro del pueblo, cuya primera imagen fue más bien siniestra, aunque reconozco que los cero grados de temperatura…

Cita en Perú con Tadeo Jones, Shin-Chan y Chimo Bayo

Imagen
Tadeo Jones, Shin-Chan y Chimo Bayo. Menudo trío ¿eh? Pues una vez compartí con él una jornada turística en Perú. Era verano, había viajado por el país descubriendo sus rincones más atractivos y, después de conocer Lima, Nazca, Arequipa, el cañón del Colca, Puno, el lago Titicaca, el Valle Sagrado, Cuzco y Machu Picchu, emprendí rumbo al norte, esa región menos visitada pero igualmente fascinante.
Quedaban atrás los Andes y el Altiplano para dar paso a la costa, donde las culturas prehispanas más destacadas fueron la mochica y la chimú. La arquitectura de piedra ciclópea daba paso a la de adobe, los bizarros tambos fortificados a las pirámides, la orfebrería áurea a la cerámica policromada. Es la tierra reseca y calurosa de Chiclayo y Trujillo, donde la magnificiencia del Inca encuentra reflejo en el Señor de Sipán y las fortalezas entre montañas son sustituidas por imponentes huacas, medio deshechas por la erosión y la intrusión profanadora de los huaqueros.


Éste era el panorama que …

Guadalest

Imagen
Hace ya unos cuantos años, visité la provincia de Alicante con unos amigos locales que sirvieron tanto de anfitriones como de esforzados y entusiasmados guías. No fue mucho tiempo o, al menos, no tanto como uno quisiera, dedicando un par de jornadas a conocer la capital, otra a navegar hasta Tabarca y una tercera recorriendo el litoral en tren para visitar sitios como Villajoyosa, Benidorm, Alfaz de Pi, Altea y Calpe. La última la hicimos en coche por el interior, descubriendo que el atractivo de la Costa Blanca no está sólo en la parte que se asoma al mar.
Precisamente quería hablar de ese recorrido carreteril que me llevó a sitios tan interesantes como las Cuevas de Canalobre, Alcoy o Jijona, aunque el gran hallazgo probablemente fue Guadalest. Únicamente estuve una mañana, por lo que me quedaron pendientes de ver muchas cosas en ese lugar, desbordante de interés pese a ser un pueblecito minúsculo, con más turistas (miles diarios en verano) que habitantes (dos centenares).
Guadale…

U Kalicha, la cervecería del soldado Sveijk en Praga

Imagen
¿Quién representaría mejor a Praga? ¿Personajes de leyenda como la princesa Libussa o el Golem judío? ¿La prosperidad encarnada en el monarca Carlos IV o la infamia de Reinhard Heydrich, el Ogro de Bohemia? ¿Las hazañas deportivas del atleta Zatopek o la ciencia de Tycho Brahe? ¿Quizá un músico como Smetana, que compuso El Moldava, o acaso un poeta como Rilke? ¿Políticos como el presuntamente defenestrado Dubcek o el conciliador Havel? ¿Escritores de altura como Kafka o Kundera? ¿Iconos religioso-turísticos como el Niño Jesús?
Probablemente todos ellos, pero cuando viajé a la capital de la República Checa hace tres años tenía claro que quería visitar un rincón que la mayoría de los turistas ignoran o desconocen, ya que aparece inmortalizado en una novela cuyo protagonista es un praguense muy peculiar, no precisamente idóneo para presumir de él. Me refiero al soldado Svejk, parroquiano asiduo de la cervecería U Kalicha.

Las aventuras del buen soldado Svejk (les reto a leer el título or…

Mary King's Close, el antiguo submundo de Edimburgo

Imagen
El espinazo de la Old Town de Edimburgo, capital de Escocia, es la Milla Real, una larga avenida de casi un par de kilómetros (1,8 para ser exactos, medida de una milla escocesa) que en verano se convierte en escenario principal del macrofestival local, llenándose de  músicos, malabaristas, gaiteros, magos, humoristas, hombres-estatua y turistas de mil nacionalidades. Pero esa columna vertebral de la ciudad está flanqueada por las costillas que constituyen un intrincado laberinto de calles, callejones, plazas y escalinatas que se recorren a derecha, izquierda, arriba y abajo, como en un grabado fantástico de Piranesi.
Entre esos recodos hay que destacar los wynds y los closes, unos pasadizos oscuros y lóbregos que conectan el bullicio de la Royal Mile con la insospechada tranquilidad de patios y rincones sosegados, semivacíos o, en todo caso, animados sólo por los flashes de los viajeros -proyectados sobre los versos de clásicos escoceses inscritos en las baldosas, por ejemplo- o los…