Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Las cataratas Murchinson

Imagen
No deja de resultar paradójico que una de las cataratas más espectaculares del mundo no sólo no sea de las más grandes sino que es tirando a pequeña. Baste citar sus medidas en plan top model: 43 metros de altura -no vertical- y sólo 7 de ancho. Ahora bien, si se tiene en cuenta que por ese angosto canal tiene que pasar forzosamente el caudal del Nilo, el mayor río del planeta, en su camino hacia el Mediterráneo, ya nos podemos hacer una idea de dónde está el atractivo.
La catarata Murchison, famosa porque el cine nos mostró cómo la Reina de África conseguía atravesarla indemne a pesar de las borracheras de Humphrey Bogart y los salmos estirados de Katherine Hepburn o porque en las rocas de sus riberas dos starlettes de diferentes épocas se arreglaban el pelo (Deborah Kerr cortaba su larguísima cabellera victoriana y Meryl Streep dejaba lavar la suya a Robert Redford), constituye el salto de agua natural más potente que existe, con el agua discurriendo a 300 metros por segundo en un t…

Colegas en Londres

Imagen
Tengo cierta afición a hacerme fotos con famosos. Eso sí, no vale cualquiera, tiene que ser alguien muy especial. Si han leído este blog con anterioridad recordarán unos cuantos posts que sirven de ejemplo: Al Capone, John Wayne, Clint Eastwood... Clase y distinción ante todo, como se puede comprobar en la foto de cabecera, en la que se nos ve a mis padres y a mí compartiendo pose ante los paparazzi con Susan Sarandon y Morgan Freeman.
Fue hace unos años en Londres, ciudad muy propicia para este tipo de retratos. En cualquier rincón puede surgir la oportunidad, como en una tienda de merchandising de Shaftesbury Avenue llamada Forbidden planet donde me topé con el mismísimo Doctor Who, que accedió encantado a posar a mi lado cuando se dio cuenta de que iba a sacarle una foto disimuladamente. Y, además, hizo una exhibición de su destornillador sónico.
Decía que en cualquier sitio salta la liebre y hay que llevar la cámara preparada. En otra ocasión de nuevo fue una tienda el escenario pe…