Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Santiago de Compostela, entre vieiras, pirámides y caballos

Imagen
Hace poco estaba recuperándome de una brutal gastroenteritis -de modalidad tan especial que más que afectar a las tripas me daba un terrible dolor de cabeza-, gajes de la ingesta masiva de vieiras, cuando mi cerebro, que latía en sensurround como intentando salir del cráneo hasta el punto de que por un momento me imaginé recreando la escena del presentador de informativos de Scanners, formó una insólita imagen.
Se trataba de una vieira, pero gigantesca, descomunal, ciclópea, que podría constituir el sueño prohibido de más de un tragaldabas esclavo de la gula marisquera. El grotesco molusco se alzaba ante mí, poderoso e impertérrito, como si pretendiera testimoniar con su inmensa presencia una fría acusación por haber devorado a tantos congéneres suyos.
Y entonces recordé que no era la primera vez que nos veíamos. Que años atrás, durante una visita a Santiago de Compostela, ya habíamos cruzado nuestros caminos, sólo que en condiciones distintas. Mejores. Entonces era yo el que había a…