Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

Inti Raymi, el solsticio de verano andino

Imagen
Hoy es el Inti Raymi. Así se llamaba y aún se llama en runa simi, o sea en quechua, a la Fiesta del Sol, el evento sudamericano que equivale a la Noche de San Juan para celebrar la llegada del solsticio de verano, aunque en este caso, al estar en hemisferio sur del planeta, es el invierno austral. El calendario incaico dividía el año en trescientos sesenta días repartidos en doce lunas de treinta jornadas cada una y la que corresponde al mes de junio era Haucay Cuzqui, en el que se procedía a la cosecha de patatas y a roturar los campos; actividades, en suma, que requerían estar a bien con Inti, el dios Sol, por la obvia importancia del astro rey para la agricultura.

Representado como un disco solar festoneado de rayos y con rostro humano, aunque su imagen aparece en las banderas de Argentina y Uruguay fue en el mundo andino donde recibía más adoración y muy especialmente entre los hatun runa, es decir, las clases populares -mayoritariamente campesinas, al fin y al cabo-, pues los es…

La sevillana Cabeza del Rey Don Pedro (y II)

Imagen
Decía en el artículo anterior que el reinado de Pedro I fue muy activo y reformista pero que, al apoyarse en la burguesía, gremios y baja nobleza, castas esencialmente urbanas, se granjeó la animadversión de la alta nobleza, cuya fuerza estaba en el campo, aparte de la de una Francia ofendida por el trato dispensado a su esposa gala, Blanca de Borbón. La consiguiente guerra civil terminó con su asesinato en Montiel en 1369 y el entronamiento de su hermanastro Enrique de Trastámara. El episodio sevillano al que se refiere el título ocurrió, obviamente, ocho años antes de eso... suponiendo que no se trate de una mera leyenda, que es lo más probable.
En efecto, Pedro I tuvo una estrecha relación con Sevilla porque allí pasó con su madre su infancia y juventud. También porque, tal cual pasa con Carlos III con Madrid, el rey castellano estaba considerado el mejor alcalde de la capital andaluza, primero por reconstruirla tras el estado ruinoso en que la dejaron terremotos e inundaciones y …

La sevillana Cabeza del rey Don Pedro (I)

Imagen
Nada de fruncir el ceño: sí, el monarca al que se refiere el título es Pedro I el Cruel; y no, éste no era sevillano de nacimiento sino burgalés (aunque en el retrato de al lado se parezca a Michael Caine).  Tampoco es ésta de la imagen la cabeza a que me refiero, aunque ambas sean suyas. A ver, aclaremos este lío: ocurre que una calle de Sevilla tiene ese extraño nombre, como tantas otras de la ciudad, y ésta se debe a una leyenda muy jugosa que paso a contar, aunque no sin antes recomendar visitarla en persona, tanto por ver el anecdótico monumento que recuerda los hechos como por ubicarse en el casco antiguo de la capital andaluza, una maravilla para recorrer a pie.
Y empezamos recordando quién fue Pedro I. Nació en el célebre Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas en 1334, hijo de Alfonso XI de Castilla y María de Portugal. Era el príncipe heredero, pues, aunque no vivió exactamente como tal, ya que lo hizo semiexiliado con su madre en Sevilla. Ello se debió a que su pa…