Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Entre buitres y corderos: las Hoces del río Duratón

Imagen
La provincia de Segovia reúne un puñado de lugares especialmente atractivos, unos desde un punto de vista cultural, quizá los más conocidos, y otros del natural. Entre estos últimos destaca con brillo propio un paisaje que hay que visitar sí o sí alguna vez por su valor y su espectacularidad: las Hoces del río Duratón.
Que el nombre no lleve a confusión. Una hoz, aparte de un instrumento para la siega y la mitad del símbolo comunista, es un valle más o menos estrecho y profundo, excavado por un río que discurre encajado entre altos farallones rocosos. La razón de esa denominación hay que buscarla en la sinuosa forma que adopta durante el recorrido, que lo asemeja a la cavidad bucal, o sea, la garganta, que en latín se dice faux (de ahí deriva la palabra hoz); pelín rebuscado ¿no?.
 El caso es que, a lo largo de unos cincuenta millones de años, el agua fue disolviendo la roca caliza -eso que se llama fenómeno kárstico- y modelando ese tipo de paraje tan impresionante y caprichoso. És…

Megalitos en las Orcadas

Imagen
Si recuerdan, en el último post contaba cómo Walter Scott situó la segunda mitad de su novela El pirata en Kirkwall, capital de las Islas Orcadas. Y decía que no me resistí a acercarme hasta allí cuando visité Escocia. Pues bien, aunque el grueso de la narración y el momento cumbre transcurren en esa pequeña localidad, hay también una escena cuyo escenario es otro destacado rincón de la isla principal.
Me refiero al llamado Standing Stones of Stennes, un crómlech que se localiza sobre el istmo que separa el lago homónimo del Harray enlazando Mainland con la península de Stromness. Consiste en una decena de menhires dispuestos formando un anillo que se alinea en línea recta con otro más grande situado a poco más de un kilómetros, sobre un promontorio: el Círculo de Brodgar (foto de cabecera).
Tan fantástico decorado ("círculo de piedras emblanquecidas por los rayos del sol naciente extendiendo al Oeste su sombra gigantesca" en palabras de Scott) sirve para la cita entre el c…

Kirkwall y el pirata de las Orcadas

Imagen
Tenía claro que uno de los rincones que quería visitar a toda costa durante el viaje a Escocia del verano pasado era el archipiélago de las Orcadas. No sé exactamente la causa.  Quizá porque me seducía la idea de pisar el suelo más septentrional de mi currículo hasta el momento; o puede que debido a que la decisión de elegir el país escocés coincidió con la publicación de un reportaje de la revista National Geographic dedicado a los monumentos y asentamientos neolíticos que hay en esas islas. Pero sospecho que se trató de algo más íntimo y subconsciente.

En efecto, tengo para mí que la culpa fue de Walter Scott. Les suena ¿no? Nacido en Edimburgo en 1771, este escritor es especialmente famoso por su obra maestra, Ivanhoe, aunque en Escocia le reverencian también por otras novelas que sitúan la acción en su tierra, como Rob Roy. Pues bien, en 1814 Scott hizo una singladura en barco por la costa escocesa para inspeccionar los faros, durante la cual "una vieja sibila que comerciab…

Esos viajes imposibles

Imagen
Uno se pasa la vida elucubrando cuál será el próximo destino, como respondiendo a esa pregunta habitual con que le asaetean por diestro y siniestro, como en un bucle: "Y el siguiente viaje ¿a dónde?". Ayer, sin embargo, se me ocurrió que resulta mucho más divertido pensar en los que nunca haré con casi total seguridad. Aunque bien que lo siento, pues no por improbables son menos deseados.
Por ejemplo, pese a los pasos de gigante que da la ciencia en ese sentido, sospecho que no llegaré a tiempo de ver un parque temático de la Prehistoria con mamuts vivos, creados por ingeniería genética gracias al ADN extraído de ejemplares congelados en Siberia. De hacer una excursión a una versión insular con dinosaurios ya ni hablo. Si acaso, lo más parecido,  por misteriosa y salvaje, sería la selva del Congo y los sugestivos meandros del río, aunque el recuerdo de la experiencia de Marlow convirtiese el trayecto vacacional en un viaje al corazón de las tinieblas no aconsejable para qui…