Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Trilogía histórica, artística y meteorológica de Santillana del Mar (y III)

Imagen
En teoría, las cosas deben iniciarse por el principio. Como no me he sujetado a esta norma en los dos posts anteriores (I y II) dedicados a Santillana del Mar, al recorrido por su historia y arte les faltaba ese comienzo previo correspondiente a sus antepasados, aquellos cántabros primigenios que habitaron la zona cuando aún no tenía nombre y dejaron como legado uno de los rincones más espectaculares que se pueden visitar: la cueva de Altamira.
Para ser exactos, de la Prehistoria de la región no da testimonio sólo esa gruta sino unas cuantas más y, de hecho, Cantabria es uno de los rincones mundiales más importantes del planeta en ese sentido, hasta el punto de tener otras nueve cuevas incluidas en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. La mayoría, encima, visitables.

No es el caso de Altamira. El deterioro progresivo de sus pinturas rupestres desde que Marcelino Sáez de Sautuola y su hija las descubrieran en 1879, interrumpiendo así un tranquilo y prolongado sueño de trece mil …

Trilogía histórica, artística y meteorológica de Santillana del Mar (II)

Imagen
Retomando donde lo dejamos en el último post, Santillana del Mar acumula patrimonio monumental y atractivos turísticos en sus estrechas y empavesadas callejuelas. Su tradicionalismo arquitectónico acentúa la sensación de haber puesto el contador de la máquina del tiempo en la Baja Edad Media o el Renacimiento, sucediéndose una interminable lista de palacios, casas y torres en cuya construcción se combinan la piedra, el ladrillo visto y la estructura de madera (a menudo vista también), con entradas ojivales de enormes cerraduras ferruginosas, soportales y blasones en las fachadas, sin que apenas haya intrusos de factura moderna.
Muchos de esos inmuebles han sido reaprovechados para albergar hoteles, restaurantes, comercios, museos y sitios oficiales. Así, la torre de Don Borja es sede de la Fundación Santillana, las casas de la Parra y el Águila acogen el Museo Regional, el convento de Regina Roeli es el Museo Diocesano, el palacio Barreda-Bracho  se convirtió en Parador Nacional, los…

Trilogía histórica, artística y meteorológica de Santillana del Mar (I)

Imagen
No hay mal que por bien no venga. A veces, una decepcionante adversidad puede tornarse en algo bueno si uno sabe enfocarlo adecuadamente y, todo sea dicho, con un optimismo a prueba de bomba. Es lo que me pasó cuando visité Santillana del Mar, un pueblo cántabro que muy bien podría descollar en el top ten de los más bonitos de España pero al que hay que ir equipado con paraguas, chubasquero, botas y, si me apuran, traje de neopreno -con aletas, mascarilla y botellas de oxígeno-, siempre consciente de que la humedad puede alcanzar cotas más que considerables.


Llegar a ese rincón de viejas casas de piedra ennegrecida, circundado por un paisaje verde intenso que emana un inconfundible olor mezcla de tierra, a hierba y cucho, compondría un cuadro idílico para muchos de no ser porque, a menudo, esa entrada se hace en medio de una cortina de lluvia al estilo cantábrico, es decir, capaz de prolongarse todo el día e incluso varios más sin apenas parar un rato (seguramente para que las nubes …

Brown de Panamá

Imagen
Brown es un tipo que impresiona. Más de metro ochenta de recio guía local, una mole negra de fornidos músculos y bigote que le han hecho ganarse entre sus conocidos el mote de Tyson, en alusión al boxeador, aunque yo le veo más parecido con Bubba Smith, aquel jugador de fútbol americano que terminó en el cine, participando en películas como Loca academia de policía. Nunca llegamos a saber su nombre; para nosotros fue Brown a secas.
Le conocemos al poco de desembarcar en Bocas del Toro, una vez nos instalamos en el hotel, algo cansados tras el madrugón matutino en Costa Rica para desplazarnos desde Puerto Viejo y el valle de Talamanca hasta el indescriptible puente de Sixaola (estructura de hierro forjado pero suelo de tablones de madera, sobre los que deben pasar las ruedas de los vehículos), que salva esa frontera natural fluvial con Panamá, y las correspondientes/plomizas gestiones para cruzarlo.
Esta tarde hay visita pero antes es necesario recuperar fuerzas. Incluso en el trópico…

La llamada de Ixchel desde Isla Mujeres

Imagen
Nada más pisar Cancún, donde iba a pasar dos o tres días recuperándome del intenso viaje por México, empecé a oir la llamada de Ixchel:  melosa y seductora, a cantarina media voz, como siempre imaginé que las sirenas entonaban sus embriagadoras melodías para atraer marinos incautos, pero con la diferencia de que aquí no se trataba de un ser menor de monstruosa aunque bella naturaleza sino de toda una diosa.
Ixchel, la deidad del amor, el tejido y la medicina para los mayas y cuya imagen se plasmaba en la Luna como esposa del Sol, también tenía eventualmente esa faceta maligna de los citados seres griegos, por lo que a menudo era representada en forma de horripilante anciana con una serpiente en la cabeza y una falda de huesos, vaciando cántaros de ira sobre el mundo.

El principal santuario para sus adoradores estaba en el templo de Cuzamil, en la isla de Cozumel, a donde se trasladaban las canoas de peregrinos desde el puerto de Pole, hoy rebautizado Xcaret y transformado en parque t…