Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

El monte Nebo

Imagen
Moisés subió de los llanos de Moab al monte Nebo, a la cima del Pisga. enfrente de Jericó. Y el Señor le mostró toda la tierra: desde Galaad hasta Dan, todo Neftalí, la tierra de Efraín y Manasés, toda la tierra de Judá hasta el mar Mediterráneo, el Negueb, el distrito del valle de Jericó, la ciudad de las palmeras hasta Soar.
    Y le dijo: "Ésta es la tierra que yo jurá a Abraham, Isaac y Jacob en estos términos: Se la daré a tu descendencia. Te la hago ver con tus ojos pero no entrarás en ella". (Deuteronomio 34:1)
Moisés había dudado del señor unos años antes, durante la travesía del desierto, y el castigo fue quedarse sin entrar en la Tierra Prometida. Pero el estilo grandilocuente de este libro de la Biblia es una cosa y verlo luego recreado, otra. En 1974 se hizo un serie de TV en la que Burt Lancaster encarnaba a Moisés. Al final, desde lo alto del monte Nebo, Dios le enseñaba Canaán y luego le decía condescendientemente: "Y ahora puedes morir". Menud…

El skyline de San Gimignano (y II)

Imagen
En el último post hablaba del característico skyline de San Gimignano, esa localidad de Italia perfilada por la quincena de espigadas y sobrias  torres que erigieron las familias locales para demostrar su poder. Pero la visita al pueblo es igualmente interesante, sobre todo si no es en temporada alta y se pueden evitar las aglomeraciones de turistas.
La entrada principal es por la Porta San Giovanni (a la izquierda, en la foto), dejando atrás un monumento a los caídos en las dos guerras mundiales, que en esa zona revistieron gran virulencia, y una muralla salpicada de puertas monumentales y torreones circulares. Avanzando por la vía del mismo nombre, se va descubriendo que todo el casco urbano es peatonal y conserva el adoquinado original, con edificios renacentistas a cada lado de la calle alojando tiendas de recuerdos, restaurantes y algún que otro museo curioso, como el de la Tortura.
Así se llega a la Piazza della Cisterna, donde es recomendable la Gelateria di Piazza, no sólo po…