Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

El skyline de San Gimignano

Imagen
Si les digo que hay una localidad italiana que tiene un skyline que recuerda muchísimo al de Nueva York, Shanghai, Kuala Lumpur o cualquiera de esas megaciudades donde el hormigón, acero, cristal y neón se elevan perdiéndose entre las nubes, pensarán que estoy equivocado. O, como mucho, se les vendrá a la mente Roma, por decir algo. Pero en realidad se trata de un pequeño pueblo de poco más de 7.000 habitantes: San Gimignano.
Está en pleno corazón de la Toscana, en lo alto de un terreno elevado, desde que lo fundaran los etruscos o, si hacemos caso a la leyenda, dos romanos llamados Silvio y Mucio que huían tras la conspiración de Catilina. No obstante, su gran momento llegó en la Edad Media, en el siglo XI, cuando empezó a crecer en torno al castillo Monte alla Torre gracias su estratégica ubicación comercial, entre Roma y Francia.
Luego no pudo sustraerse a las luchas entre gibelinos y güelfos (por cierto, Dante fue embajador de éstos en San Gimignano) que regaron de sangre media I…

El calendario maya y el 13º Baktún

Imagen
Ahora que ya aparece en el horizonte 2013 empiezan a verse calendarios de regalo de ese nuevo año. Yo acabo de conseguir uno pequeño, de ésos de llevar en la cartera, y otro grande de los de colgar en la pared. Incluso me regalaron un bolígrafo comercial con una especie de solapa que, al tirar de ella, despliega un almanaque del próximo lustro. Sin embargo, no he encontrado ninguno que vaya más allá.
Y la pregunta evidente es ¿para qué demonios quiero un calendario de 2018 ahora? Cierto. Pero voy a ir más allá: ¿para qué quiero uno del año 4012, pongamos por caso? Lo cual me lleva a la cuestión que quería tratar. Si a nuestra civilización, con su capacidad de anticipación y de fabular el futuro, no le interesa especialmente especular con tanta antelación -y eso que hoy tenemos constancia de la inmensidad cronológica de la existencia del mundo-, salvo para escribir obras de ciencia ficción, ¿por qué se lo exigimos a los mayas?
Ya habrán visto por dónde van los tiros. Resulta que el pr…

Noche en el hotel Halcón Palace

Imagen
Nuestro coche serpenteaba por aquella carretera sinuosa y ya oscura en busca de un pueblo llamado Cofiño, para el cual debíamos tomar un desvío que, a esas horas, extendiendo la noche su negro y neblinoso manto, parecía probable que nos saltáramos.

Subíamos el monte Sueve, en la cordillera homónima que está situada en el concejo asturiano de Parres, sitio famoso porque allí se encuentra Arriondas, la localidad desde donde se da la salida al Descenso del Sella, la célebre fiesta de la Piraguas, cada mes de agosto.
Finalmente encontramos el camino y en pocos minutos llegamos a nuestro destino: el Hotel Halcón Palace, un establecimiento de la cadena Arcea donde pensábamos pasar un fin de semana de relax gracias a los puntos que una amiga no podía aprovechar y nos había cedido.
El sitio es de ésos que se describen como "con encanto". Está ubicado en un palacete señorial del siglo XVII restaurado, un edificio sobrio tanto por fuera como por dentro, aunque no exento de la tosca e…