La ruta de Jack el Destripador (II)


El otro día vimos un pequeño resumen histórico de las andanzas de Jack el Destripador. Hoy vamos a centrarnos en la ruta turística que sigue sus pasos por el barrio de Whitechapel, en el East End de Londres, recordando que no lo haremos cronológicamente o estaríamos todo el día adelante y atrás.

Empezamos tomando el Metro a Aldgate Underground Station para salir en dirección a la plaza Mitre. Como no somos asesinos (digo yo) sino turistas, de paso podemos ir viendo rincones interesantes como la iglesia de St. Boltoph, de 1744, que conserva un órgano de 1676 y la momia de un niño de 1700. También por ahí está la sinagoga más vieja de la ciudad, la Bevis Morks, de 1657.

El primer punto temático es St. James Passage, donde fue vista por última vez Catherine Eddows acompañada de un misterioso desconocido. Su cadáver apareció salvajemente mutilado veinte minutos después, al final del pasaje, en la plaza Mitre, un rincón que conserva el empedrado de antaño (vean la foto arriba) y que han decorado con setos y flores pero también rodeado de edificios ultramodernos (incluso asoma la futurista torre Swiss Re de Norman Foster), confiriéndole un aire bastante desasosegante al sitio (lo que le viene muy bien a la ruta). Tampoco ayuda que no se vea un alma.

El legendario Still & Star Pub
Desandando lo recorrido, dejamos atrás otra vez la estación para llegar a Sommerset Street, donde está el Still and Star Pub, del que se decía que seguramente lo frecuentaba Jack para elegir víctimas. Una mera especulación basada en que allí solían reunirse los carniceros y ése era uno de los oficios que se le adjudicaban, sin mayor base que la presunta práctica en eso de cortar carne y conocer la anatomía.

Hay que regresar a Aldgate Street porque en la esquina con Mansell Street hay otro pub, el Hoop and Grapes, que es el más antiguo de Londres (¡sobrevivió al Gran Incendio de 1666!). Los piratas y contrabandistas del Támesis usaban sus subterráneos para esconder las mercancías ilícitas.

Avanzamos entonces por Whitechapel High Street hasta Gourston Street, donde apareció un trozo del vestido ensangrentado de Eddows en un callejón, hoy cerrado, que iba del número 109 al 119. También fue allí donde se encontró el famoso grafitti de los "juwes" en la pared.

La siniestra calle Angel Alley no parece haber cambiado
Seguimos hasta Old Castle Street, lugar en el que apareció el cadáver de Alice McKenzie, entonces considerada última víctima y hoy descartada del canon ripperiano. Siempre adelante, cruzamos Commercial Street y, a la izquierda, está Gunthorpe Street, escenario de la muerte de Martha Turner; otra que actualmente ya no se considera víctima del Destripador. En la esquina está The White Hart Pub, de 1721, y un poco más allá uno de los pasajes más usados por las prostitutas de Whitechapel para sus servicios, pues la mayoría no tenían ni donde dormir: Angel Alley.

Caminando por Gunthorpe llegamos a Thrawl Street, zona remozada con edificios nuevos. Aquí fue donde un albergue no admitió a Mary Ann Nicholls por estar bebida y carecer de dinero para pagar; eso el costó la vida esa misma noche. Además, en la esquina se vio a Mary Kelly hablando con un hombre no identificado con el que se fue.

En otra esquina, la de Fashion Street, abundaban más pensiones de mala muerte en las que pernoctaron dos de las víctimas. Sigue siendo un sitio bastante desangelado, la verdad; debe resultar poco tranquilizador pasar por ahí de noche.

Para que esto no se haga muy largo, terminamos la ruta en el próximo post.

Fotos: Marta B.L.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las huellas de la Operación Antropoide en Praga (II)

Xocolátl

La Capilla Sixtina: el Juicio Final